Policía Nacional de Colombia- Grupo Numero 1- Traslado por Protección
Inexequibilidad Parágrafo 1 Art. 155 Ley-1801

Inexequibilidad Parágrafo 1 Art. 155 Ley-1801

Se declaró inexequible por:


Inexequibilidad previa

El que a una persona se le restrinja la libertad por actos de irrespeto en contra de la policía ya había sido declarado inexequible (Sentencia C-199 de 1998 «retención transitoria») por que era claramente una sanción por actuar en contra de los agentes.

Reproducción material de la norma declarada inexequible

Art. 207 del Decreto 1355 de 1970. Retención Transitoria

1o) Al que irrespete, amenace o provoque a los funcionarios uniformados de la policía en el desempeño de sus tareas.

Artículo 155 del Código de Policía. Traslado por protección.

Parágrafo 1°. Cuando el comportamiento señalado en el inciso 3 del presente artículo se presente en contra de una autoridad de Policía, se podrá utilizar este medio.

Al respecto, se aclara que no se requiere la reproducción formal de la norma o que los textos sean idénticos, sino que el alcance y el contenido jurídico guarden una identidad ( Sentencia C-427 de 1996 )

Razones para sustentar la inexequibilidad del numeral 1 del artículo 207 del Decreto 1355 de 1970

En sentencia C-199 de 1998, la Corte en aplicación del principio de reserva judicial en materia de privación de la libertad, precisó que la Policía Nacional no tenía la competencia para restringir la libertad de las personas cuando se tratase de medidas con naturaleza sancionatoria, comoquiera que se trata de una autoridad administrativa y no judicial. De manera literal señaló:

“Finalidad sancionadora: La retención «al que irrespete, amenace o provoque a los funcionarios uniformados de la policía en desarrollo de sus funciones.» (numeral 1°).

Dado que la disposición mencionada, contenida en el Decreto examinado, de acuerdo con lo expuesto, tiene el carácter de sanción que implica la privación de la libertad, para la Corte dicha norma vulnera el artículo 28 de la Constitución Política de Colombia. En efecto, la norma demandada atribuye a una autoridad administrativa la función de ordenar la privación de la libertad, sin previo mandamiento judicial, en aquellos casos en que se irrespete, amenace o provoque a los funcionarios uniformados de la Policía, en desarrollo de sus funciones, lo cual resulta atentatorio de la libertad personal y del mandato constitucional que prohíbe la detención sin orden judicial. Por dicha razón, dicha norma será declarada inexequible. Lo anterior, no obsta para que el servidor público uniformado de la policía, sujeto de la agresión pueda acudir ante la autoridad competente para que se investigue la conducta del infractor, por el irrespeto, amenaza o provocación de que ha sido víctima.”

[contact-form-7 id=»8″ title=»Contact Modal»]